Enfermedades Urológicas

Enfermedades Urológicas

El Dr. Francisco Javier Usubillaga realiza diferentes pruebas diagnósticas y exploraciones complementarias para valorar la existencia de enfermedades urológicas y establecer el tratamiento apropiado para superarlas.

Dichas alteraciones en la salud se refieren a los trastornos de la vía urinaria, desde el riñón, uréter, vejiga y uretra, o los que alteran la función sexual. Dentro de las habituales y que generan mayores consultas, está en las Enfermedades de Transmisión Sexual, el Virus del Papiloma Humano, la Hematuria y las Verrugas Genitales.

  • Virus de Papiloma Humano: Es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente. No se transmite únicamente por contacto sexual. En los hombres produce verrugas en pene, boca, ano, conjuntiva, laringe, además de cáncer de pene y ano. En las mujeres, verrugas genitales. Existen opciones para tratar condiciones de salud asociadas con el VPH, que incluyen verrugas genitales, cáncer de pene y cáncer anal. Se recomienda la extirpación con cirugía o métodos de congelación (crioterapia). Las verrugas pueden reaparecer, especialmente durante los primeros 3 meses después del tratamiento.

  • Hiperplasia Prostática (Imagen de la Sociedad Brasilera de Urología): Es el crecimiento benigno (no canceroso) de la glándula prostática. Se trata de un proceso clínico que se correlaciona con la edad del paciente. Se considera que aproximadamente el 75% de los hombres con una edad de 80 años padecerán alguna manifestación clínica debido al crecimiento de la próstata. Esta Hiperplasia Prostática provoca una obstrucción a nivel de la uretra. Es decir, a nivel del conducto de la orina. Dicha obstrucción determina una dificultad creciente para vaciar la orina que se encuentra almacenada en la vejiga urinaria. El crecimiento de la próstata suele venir acompañado de síntomas obstructivos como micción vacilante o intermitente, disminución de la fuerza y adelgazamiento del calibre del chorro urinario. También pueden presentarse síntomas irritativos como disuria (dolor, molestia o sensación urgente que se presenta al orinar), frecuencia urinaria, nicturia (aumento de la frecuencia urinaria nocturna) y urgencia por ir al baño.

  • Hematuria: La sangre en la orina, también denominada hematuria microscópica o macroscópica, puede indicar problemas renales o de las vías urinarias. Y si bien en muchos casos la causa es inofensiva, puede indicar un trastorno grave. En la hematuria, los riñones (u otras partes de las vías urinarias) permiten que se filtren células sanguíneas en la orina. Esta filtración puede deberse a varios problemas, como los siguientes: infección de las vías urinarias, infecciones renales, cálculo en la vejiga o en el riñón, agrandamiento de la próstata, enfermedad renal, cáncer, trastornos hereditarios, lesión renal, entre otros. Según la afección que provoca la hematuria, el tratamiento podría consistir en tomar antibióticos para eliminar una infección de las vías urinarias o aplicar una terapia de onda de choque para disolver cálculos en la vejiga o cálculos renales. Procura tener controles y seguimiento continuo con el Dr. Usubillaga para asegurarte de que no haya más sangre en la orina.

  • Fimosis: Es la estrechez del prepucio que impide que el glande se pueda descubrir. Esta anomalía impide realizar la correcta higiene del pene y debido a eso se facilita la aparición de infecciones. La fimosis puede ser congénita o producirse en otras etapas de la vida. Su tratamiento más frecuente es la circuncisión (intervención quirúrgica por la que el anillo del prepucio se fija a la parte posterior del glande). También puede realizarse una prepucioplastia, que permite mantener el prepucio intacto y agrandar el anillo prepucial.

  • Balanopostitis: Es la inflamación del glande. Puede estar producida por muchas causas. Desde una higiene deficiente, hasta lesiones premalignas que evolucionan a un cáncer de pene. Las medidas generales para tratarla empiezan desde lavar la zona con agua templada o suero fisiológico un par de veces al día. Además, evitar jabones u otras sustancias que puedan ser irritantes.

  • Cistitis: Es una infección urinaria que afecta a la vejiga (la inflama). Se caracteriza por la sensación de escozor o ardor al orinar, dolor o pesadez en la parte baja del abdomen y la necesidad de orinar con frecuencia en pequeñas cantidades. Es una enfermedad muy frecuente y que tiene alta tendencia a repetirse. Afecta sobre todo a las mujeres, ya que su uretra es más corta y las bacterias llegan con más facilidad hasta la vejiga.

  • Verrugas genitales: Hacen parte de enfermedades de transmisión sexual (ETS) causadas por el virus del papiloma humano. Aparecen como grupos de bultos en el área genital. Algunas son tan pequeñas que no pueden verse. En las mujeres, las verrugas genitales suelen aparecer dentro o alrededor de la vagina, en el cuello uterino o alrededor del ano. En los hombres son menos comunes. Pueden verse en la punta del pene, alrededor del ano, en el escroto, muslo o en la ingle.

  • Varicocele: Es el agrandamiento de las venas dentro de la piel floja que sostiene los testículos (escroto). Es causa frecuente de la baja producción y baja calidad del esperma, lo cual puede provocar esterilidad. Implica un riesgo para la fertilidad y suele ser progresivo. La mayoría de los varicoceles se manifiestan con el tiempo. Son fáciles de diagnosticar y muchos no necesitan tratamiento.
  • Litiasis: Es una patología bastante frecuente causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres o vejiga). Éstos se pueden formar si la orina está saturada de sales que pueden producirlos, o bien, porque la orina carece de los inhibidores naturales de este proceso.

No olvides agendar tu cita de urología en Cali con el Dr. Francisco Javier Usubillaga.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial

Contacto Rápido con el Doctor